X
    Categorías Artículos

Consejos para ahorrar en aire acondicionado

Cómo ahorrar en el aire acondicionado

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Con la llegada de la temporada de verano o invierno también comienza la del aire acondicionado o bomba de calor, cada vez son más los hogares que han elegido el aire acondicionado como medio para mantener en sus hogares el mayor confort debido a la simplicidad y facilidad de instalación, la versatilidad que tienen este tipo de unidades y por la economía familiar, pues este es el medio más eficiente y económico de conseguir disfrutar de veranos e inviernos más templados en nuestras casas.

Gracias a la tecnología inverter y los equipos con eficiencia energética A+ y superiores hemos visto desde hace años cómo el consumo de los aires acondicionados ha ido menguando paulatinamente. De igual forma, y no siendo esto menos cierto, hemos visto cómo se ha incrementado sobremanera el precio de la energía de nuestros hogares por lo que, y aunque el consumo real ha bajado en gran medida (en algunos casos en más del 50%), no ha sido así la factura eléctrica debido a la subida de esta última.

El precio de la electricidad se ha más que duplicado en muchos países en los últimos 10 años

Así pues es de vital importancia para nuestra economía y para el bienestar del planeta el intentar reducir al máximo nuestro consumo eléctrico, en este aspecto el consumo del aire acondicionado de nuestros hogares es una pieza fundamental de nuestro consumo a final de mes, pues es este sin duda el equipo que más consume de todo el hogar en los meses de invierno y verano, pudiendo representar hasta el 70% de todo el consumo eléctrico de la vivienda durante estos meses.

A continuación vamos a ver unos trucos y consejos para ahorrar electricidad con el aire acondicionado comenzando desde el momento de la compra e instalación hasta el mantenimiento del mismo.

 

¿Cómo ahorrar energía con el aire acondicionado?

  1. Eficiencia energética del aire acondicionado: Lo primero y principal para no consumir mucha electricidad utilizando el aire acondicionado es que optemos siempre por las unidades más eficientes energéticamente, así pues a la hora de comprar nuestro aire acondicionado hay que seleccionar siempre unidades inverter  y con la mayor eficiencia energética, A+ en adelante (preferiblemente A+++), pues aunque son unidades más caras a la larga nos saldrán mucho más económicas que las de menor eficiencia (ahorro de hasta un 40-60% comparado con unidades convencionales).
  2. Potencia: Siempre deberemos elegir la potencia necesaria para nuestro equipo de climatización, no debemos instalar unidades con más potencia ni aquellas que tengan menos de la requerida. Para calcular la potencia necesaria puedes utilizar nuestra calculadora de frigorías.
  3. Instalación del aire acondicionado: Una mala ubicación tanto de la unidad interior como exterior puede provocar un mayor consumo, confía en un instalador profesional y que te aconseje a la hora de instalar tu equipo de climatización
  4. Temperatura de consigna: Un fallo muy común y que incrementa mucho el consumo eléctrico del aire acondicionado es fijar una temperatura de consigna muy alta en invierno y muy baja en verano, la temperatura ideal para nuestras viviendas en verano es de entre 24 y 27 ºC y en invierno de entre 20 y 23 ºC, por cada grado que bajemos o subamos podemos consumir hasta un 8% más de energía.
  5. Aislamiento: Un mal aislamiento en nuestras casas u oficinas puede provocar una pérdida de rendimiento enorme, intentemos mantener el mejor aislamiento posible. El simple hecho de cerrar ventanas y puertas o bajar la persiana o pasar la cortina puede bastar para bajar nuestro gasto eléctrico.
  6. Filtros sucios: Unos filtros del aire acondicionado sucios no solo pueden provocar fallos en la unidad, sino que también afectan negativamente al consumo de energía de nuestro aire acondicionado. Es fundamental mantener los filtros del aire acondicionado limpios para evitar problemas y ahorrar energía.
  7. Ventilador e intercambiador interior limpios: Por el mismo motivo que debemos mantener los filtros del aire limpios hay que hacer lo propio con el ventilador y el intercambiador interior, limpiar estos dos componentes es algo más complicado que limpiar los filtros, pero es recomendable hacerlo cada pocos años para mantener nuestro climatizador en plena forma y evitar problemas de funcionamiento, de salud y por supuesto de gasto eléctrico innecesario. Para limpiar estos componentes es recomendable contactar con un profesional.
  8. Ventilador e intercambiador exterior limpios: La unidad exterior, la gran olvidada de nuestros equipos de aire acondicionado también tiene mucho que decir, una unidad exterior muy sucia o con poca ventilación puede provocar que el consumo eléctrico suba mucho, debemos del mismo modo limpiar nuestra unidad cada pocos años para mantenerla en las mejores condiciones posibles.
  9. Ventilación natural: Utiliza la ventilación natural siempre que sea posible, en muchas ocasiones el simple hecho de abrir las ventanas puede solucionar nuestros problemas de calor a determinadas horas del día, sobre todo por la mañana y por la noche.
  10. Modo Eco: Si nuestro equipo dispone de un modo Eco este nos podrá ayudar a reducir el consumo hasta un 30%, utilízalo.

Quizás te interese: Cómo limpiar los filtros del aire acondicionado

Aire acondicionado Inverter: Ventajas de un aire acondicionado inverter

 

Aire Acondicionado :